Nací el 28 de enero de 1988, en Santa Bárbara Antioquia, en el seno de una familia campesina dedicada la caficultura y a la minería, siendo el segundo de tres hermanos. Gran parte de mi infancia la viví en el campo, donde curse la básica primaria, en la escuela rural; al culminar esta se hicieron escasas las posibilidades de seguir estudiando, pues no existían colegios cercanos; fue cuando, a los 12 años, mis padres, con plena convicción de que la principal forma de ofrecernos un mejor futuro era brindándonos la posibilidad de estudiar, me ingresaron  en el Hogar Juvenil Campesino de Versalles, una importante propuesta que brinda un hogar permanente para que los jóvenes campesinos puedan permanecer por fuera de su hogar y continuar con el proceso de formación académica.

 

El Hogar Juvenil no solo me facilitó los medios para acceder a un colegio sino que también me brindó una formación integral, desarrollo de valores, interacción con jóvenes de comunidades vecinas, conocimientos técnicos agropecuarios y me abrió las puertas a diversas posibilidades tanto educativas como recreativas y culturales.

 

Al culminar mis estudios  de  bachillerato pude aplicar y ser merecedor de una beca completa para cursar estudios en producción agrícola y pecuaria en Venezuela. Gracias a las gestiones de la Fundación Hogares Juveniles Campesinos y al “Comité Colombiano de los Colegios del Mundo Unido” (ACOMUNDO).


Allí estudié, por tres años, la carrera de “T.S.U en Administración de Fincas”, en el Colegio del Mundo Unido “Simón Bolívar” ubicado en el estado de Barinas, donde obtuve experiencias maravillosas, conocí a personas de diferentes nacionalidades, razas, culturas y religiones y obtuve, aparte de una excelente formación profesional, grandes amistades que siempre estarán presentes sin importar las fronteras y las políticas.

 

Sin duda alguna, el Hogar Juvenil Campesino fue  parte fundamental en mi crecimiento personal y el comienzo ideal en mi formación academia y profesional.

 

Es importante que todos los beneficiarios, benefactores y egresados de esta importante organización, nos vinculemos en el desarrollo de nuevas estrategias que permitan continuar ofreciendo a los jóvenes campesinos amplias posibilidades de formación personal y académica.

Juan Javier Bedoya Rojas

gallery/2